martes, 23 de julio de 2013


PEQUEÑECES
Eran pequeños nuestros zapatos
y grandotes los espacios y la puerta de tu casa,
lo bueno era que estábamos mas pegaditos al suelo
y podíamos ver a las hormigas y a los grillos
escondiendo alguna miga...
Eran cortos nuestros brazos
y diminutas nuestras manos
y sin embargo...
no recuerdo abrazos mas completos
ni firmeza mas confiable.
Compañeros a la conquista de todo
de las pilatunas cómplices,
amigos de agallas y del alma.
Cuanto me alegro de haberte conocido amigo
de haber podido vivir contigo
la niñez, la juventud, las nuevas canas...
Nuestra amistad ha crecido como el olmo
al que subimos tantas veces
allí donde tu y yo, compartimos la risa,
el libro, el avioncito, la sombrilla y, todo...
Era tan pequeño el mundo entonces
y ahora todo es tan grande
tan grande como este momento de la vida
en que recuerdo nuestros pequeños zapatos...

IRMA PEREZ, La Pillis - 2012


Foto: PEQUEÑECES
Eran pequeños nuestros zapatos
y grandotes los espacios y la puerta de tu casa,
lo bueno era que estábamos mas pegaditos al suelo
y podíamos ver a las hormigas y a los grillos
escondiendo alguna miga...
Eran cortos nuestros brazos 
y diminutas nuestras manos
y sin embargo...
no recuerdo abrazos mas completos 
ni firmeza mas confiable.
Compañeros a la conquista de todo
de las pilatunas cómplices, 
amigos de agallas y del alma.
Cuanto me alegro de haberte conocido amigo
de haber podido vivir contigo
la niñez, la juventud, las nuevas canas...
Nuestra amistad ha crecido como el olmo
al que subimos tantas veces
allí donde tu y yo, compartimos la risa,
el libro, el avioncito, la sombrilla y, todo... 
Era tan pequeño el mundo entonces
y ahora todo es tan grande
tan grande como este momento de la vida
en que recuerdo nuestros pequeños zapatos...

IRMA PEREZ, La Pillis - 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario