domingo, 6 de julio de 2014

En realidad es tenebroso lo aparente. Sospechar que toda interpretación es falsa, que muy posiblemente, todo es una gran mentira, que ilusionarse es una ingenuidad; así, como una baranda mal puesta o una mina, no de oro, claro, en el jardín de tu casa.
Es definitivo, urgen los ojos y de ellos, el forro. 

Irma Perez La Pillis

No hay comentarios:

Publicar un comentario