lunes, 19 de mayo de 2014

Se nace y se levanta esa mano
el puño aprieta y sacude el par de vidas
como una uva pasa en la mano de Dios, 
se dice que el soplo ayuda
asi que es cosa de confiarselo todo a él
sin un "hasta que", pues no se sabe
tampoco el brazo elástico que abre la mano
adivina lo que rueda y lo que se enfrenta
se vive en el aire sin alas ni arbol que trepar
aqui no hay magia, no se levita
solo se gira para girar de nuevo
y luego otra vez y más,
mientras, se vive el mareo de la incertidumbre
y se ruega sometido
que se manifieste definitivamente
alguna providencia sobre las dudas
al menos, tocar en puntas
el piso del agujero que tanto mira
o estrellarse de una vez en cualquier suerte
con tal de entender
porqué se nace para terminar siendo
un par de dados
en permanente caida.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2014



No hay comentarios:

Publicar un comentario