martes, 3 de noviembre de 2015

DE LA VERDAD

De la Verdad
Un día te das cuenta de que la verdad es la mentira que todos están acostumbrados a oír.
Un día te das cuenta de que decir la verdad es mantener aceitadas y abiertas todas las puertas.
Un día te das cuenta de que decir la verdad es "increíble". 
Un día te das cuenta de que la verdad molesta como pisotón al callo del ego; ese dolor lo conoce el dueño de ese pie.
Un día te das cuenta de que la verdad tiene nombre propio y lugar y tiempo propio y que no necesita intercesor, ni moneda, ni retorica de discursos terrenales.
Un día te das cuenta de que la verdad no solo facilita la vida, pero también le despeja el camino de tentativas falsas que si conducen a abismos certeros e irreversibles.
Un día te das cuenta de que la verdad es la realidad que el mentiroso no puede soportar sin avergonzarse.
Un día te das cuenta de que la verdad es una pieza única, como una piedra preciosa en nuestras manos.
un día te das cuenta de que una vida por fuera de la verdad, es una vida en coma con la conciencia de unas ganas insoportables de despertar.
Un día te das cuenta de que la verdad, es que no hay verdad absoluta, que cada ser tiene la suya y que es digno de ella, privilegiado y soberano de ella, claro, hasta que miente.
Un día te das cuenta de que la verdad, sea cual fuere, es el único escenario perfecto para ejercer la libertad de vivir y vivir en libertad.
Un día, como hoy, te das cuenta de que crees saber la verdad de la Verdad y encuentras, en cambio, que solo estás empezando a averiguarla.
¿Acaso la hay?
IRMA PEREZ, La Pillis - 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario