jueves, 3 de diciembre de 2015

Hasta que vuelvas
con tu traje de once luces
y tu rostro de penúltima luna,
hasta que me alcances
de nuevo y yo esté... 
esté quizás mas grande
o tal vez menos pequeña,
hasta entonces,
te despido agradecida
por sacarme a bailar
en puntas de pie, sin quebrarme
y, en aceitadas ruedas
por encima de los pisos falsos
y las expectativas imposibles,
por todo lo bueno que queda
de este tiempo con tu nombre,
por todas tus noches sin desvelo
y todos tus días de sueños;
por pasar...
por la garganta pasar,
Noviembre.
IRMA PEREZ, La Pillis - 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario