jueves, 3 de noviembre de 2016

Algún día
allí, donde yo no esté
alguien leerá en voz alta
algún poema mio
frente a unos ojos
que jamás me llegarán a ver.
Pero eso no es del todo cierto
en cambio, es del todo injusto
ellos sí que me verán
le pondrán rostro a mi nombre
y sabrán cómo lloro cuando sonrío
de qué color
es mi vergüenza y mi denuncia
y cuánto me definí
en las imágenes que escribí.

En cambio yo que más ambiciosa
debí haber sido
nunca podré ver
si esos ojos que me escuchan
se llenarán de arena o de lágrimas
no sabré en qué momento
dejará el poema de ser
el otro par perdido
ni podré participar
de la apertura del pecho
del dueño de algún suspiro.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario