jueves, 3 de noviembre de 2016

Lejos de mi la fatalidad
cerca, en cambio
del destino asumido
de lo que he sido
de lo que soy:
un ser sazonado y "maduro" que
se ha lanzado a la tierra
con sus propios pies de árbol,
un ser ya florecido
abierto
revelado,
en apogeo la mística y la lírica,
testigo y escribana de lo
trascendental y mundano,  
en la máxima altitud
mi elevamiento,
vecina del cóndor;
soy la nostalgia de un vientre
otrora ocupado y productivo
aposento de vida y de más vida,
soy la certeza de una especie
dueña de sus propias espinas
y de la prosperidad de su floresta,
soy flor
fruto
sin arrepentimientos,
paisaje temporal
breve suspiro
gota al sol de la tiranía del tiempo.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario