martes, 25 de abril de 2017

LIBERTAD O AIRE


Desde tiempos inmemoriales
parece haberse malogrado la idea;
dos pies nunca fueron suficientes
para echar a correr los sueños
los sueños llegaron amordazados
y de ahí, todo marginó la vida
quizá hubiera sido mejor
nacer trébol o
nacer agua
pedacito de canela o
tris de nube
ser, quizás
la esquina abierta donde
se cruzan los cuatro vientos
despeinar cabellos
levantar faldas, y toldos
o juntar hojitas y tejer tapetes
cualquier cosa, menos tú
cualquier cosa, menos yo
tras la celda de algún ojo deforme
que no conozca la libertad
como único aire respirable.
IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario