domingo, 14 de mayo de 2017

Se nace y se levanta esa mano
el puño aprieta y sacude el par de vidas
como una uva pasa en la mano de Dios
se dice que el soplo ayuda
así que
es cosa de confiárselo todo a él sin
un "hasta que", pues no se sabe
tampoco el brazo elástico
que abre la mano
adivina lo que rueda y a
lo que se enfrenta
se vive en el aire
sin alas ni árbol que trepar
aquí no hay magia
no se levita
solo se gira para girar de nuevo
y luego, otra vez y más
mientras
se vive el mareo de la incertidumbre
y se ruega, sometido
que se manifieste definitivamente
alguna providencia sobre las dudas
al menos
tocar en puntas
el piso del agujero que tanto mira
o, estrellarse de una vez en
cualquier suerte
con tal de entender
porqué se nace
para terminar siendo
un par de dados
en permanente caída.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario