miércoles, 5 de abril de 2017

En el mundo hay dos clases de personas:
Buenas, que hacen bien
y malas, que hacen mal.
No hay más.
El "hacer", entonces
es una consecuencia
feliz
o desgraciada
de la sangre.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario