domingo, 31 de julio de 2016

Bailar la melodía del otro es un acto de entrega de ida y vuelta. Es el espiral común que hace la felicidad, en donde todo lo que fluye se mueve en un circulo amoroso, espontáneo y abierto. Esa amalgama de energías es quizá la mas maravillosa experiencia entre dos, no comparable con ninguna otra en la vida.
IRMA PEREZ, La Pillis

No hay comentarios:

Publicar un comentario