domingo, 31 de julio de 2016

ME PARECE LA VERRAQUERA, COMO DECIMOS LOS COLOMBIANOS, QUE HOY SE CELEBRE EL DÍA DEL ESCRITOR.

En todas partes del mundo hay uno, en todos los lugares una persona apretando un lápiz, tecleando ideas, anotando sueños... allí, en el barrio, en la oficina, en el campo; detrás de unas gafas cualquiera.
Ellos quizá hablen poco, quizá se la pasen mucho tiempo a solas, tal vez parezca que están ahí, ¡y están! pero solo físicamente; quizá están soñando con los ojos abiertos, o bien inventando los detalles de una historia, así como hay otros que sólo escriben de lo que van viviendo o de lo que están buscando o bien de lo que no saben para saber. Quizá es ése que escribe y escribe y no para porque el punto final - impredecible - es lo único que detiene las palabras - plumas... plumas - de perderse o irse con el viento. Está el del "bestseller", el que prefiere el anonimato, el que no ha podido publicar nunca, el que viaja para escribir y el que escribe para vivir. El que sólo escribe.
En todas partes del mundo hay uno, un ESCRITOR. Qué bien. Ellos son los que hacen posible los diálogos universales porque pueden ponerle tono, tiempo y voz a todos los seres vivos y, al entorno natural que de mudo no tiene nada. En realidad, pueden poner lo que les de la gana porque ellos habitan en la periferia y en el centro de lo imaginario en donde encuentran un mundo paralelo que crear. Pero así también, son ellos los que han entregado su existencia y dado su vida, con tal de decir y contar, sin un ápice de falsedad o mentira, de miedo o cobardía, "por dónde es que viene y va, el agua que pasa por el río".
Los Escritores, maestros imprescindibles, como los niños recién nacidos o como los ancianos felices. Aunque a veces se enredan, se cansan o se demoran cargando "todo el llavero", siempre logran abrir todas las puertas de la vida real, pues las consideran todas, todas imaginarias.
Y así, al que más y al que menos haya escrito un texto, un renglón, un párrafo o un verso para otros, para ti, para mi, HOY se le reconoce la importancia de su oficio, el propósito de su misión y la razón de ser de su vocación. Se le agradece. Se le lee.


FELIZ DÍA A TODOS MIS QUERIDO@S AMIGO@S ESCRITORES
Reverencia
Reverencia Reverencia. .. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario