jueves, 6 de julio de 2017

DE UNA GOTA


Me llama el eco
de unas voces que tiemblan
me absorbe el profundo hueco 
donde fluyo veloz
como agua turbia y necia
cayendo por el estrecho embudo de
dilatados dolores
caigo
y caigo
y sigo cayendo
no busco surcos
los voy haciendo
viajo a través de sinuosas venas
en una lamentable gota
vibrante
salada
ligera
a merced de la gravedad y de
una corriente sin nombre
nada esquivo
todo lo afronto
voy tomando formas que
se desintegran tras una corteza
apenas húmeda y fría
me absorben de nuevo
y desaparezco en la sequedad
gracias a un soplo o, al viento
soy siempre agua
soy siempre gota
soy
la lágrima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario