jueves, 6 de julio de 2017

UNA Y OTRA VEZ


Volví a enamorarme
qué le voy a hacer
una vez más 
todo, como por primera vez
sin embelecos
he vuelto a decir que si
sin atenerme al tiempo
con él me permito estar
como adverbio de lugar
en todas partes
en todo
su compañía burla los atajos
y la inmediatez de los cables
para arribar a mis deseos
de nuevo todo me seduce
vuelvo a detenerme y a mirarle
a caminar con los ojos
por toda su fisonomía...
¡ah! es que no se explica
lo que es ese hombre
dormido boca abajo sobre
las sábanas de mis sueños
indescriptible es verlo caminar
ocupar los espacios con su silencio
y llenar el silencio con sus historias
capturada eternamente en su ternura
reanimo a la niña que adora
el juego de almohadas y cosquillas
y aquel de sus palabras en diminutivos
cuando se me sienta al lado
se queda pegadito como abrigo de felpa
y recoge mis manos
con sus manos
como guantes precisos y propios
de nuevo me siento en la estación del amor
una orquesta de trompetas y violines
toca su canción para mi
y yo, aúllo y brillo, ¡brillo!
así como cuando me habla suave
o así, como cuando ríe conmigo
otra vez enamorada
sublime estado de inmensa alegría
aquí se revive el calor piadoso que emite
la correspondencia
de un abrazo
del arrunche
de los mimos
del cuerpo en el cuerpo
¡ah! el otro despertar -rejuvenecido-
la otra noche -renovada-
si, me volví a enamorar
y esta vez
otra vez
del mismo hombre.
IRMA PÉREZ, La Pillis 

No hay comentarios:

Publicar un comentario