jueves, 6 de julio de 2017

Tú eres tú y yo soy yo
yo soy yo y tú eres tú
competir, invalida esa libertad.
La intención de competir contra el otro, es una trampa de la autoestima, un distractor que con sus artimañas nos aleja del verdadero potencial que todos tenemos, truncando así, la realización de la misión de cada uno y, a la misión misma.
IRMA PÉREZ, La Pillis 

No hay comentarios:

Publicar un comentario