lunes, 1 de agosto de 2016

Me estrené un poema hace un año,
hoy me lo pongo otra vez y me siento 
espectacular, regia. 
Sin mirarme en el espejo sé 
cuánto me gusta

que me ajusta y no me aprieta
que como la primera vez 
desde que empezó a 
caer sobre mi cuerpo
fueron apareciendo las texturas de 
mis vergüenzas
y me erguí conocida y cómoda.
Este poema que parece de lino 
me enciende luces sobre una pasarela
sin mas público que mis ojos
y sus pliegues se abren conmigo
como vuelos y como aplausos.
Me gustaría usarlo a diario y lucir
la costura de sus estrofas que son
la floristería de los jardines de Versalles
pero, sé que no todos los días 
tras la única ventana del alma,
las bellezas de la primavera
están de moda.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2016
Desparramada.
La caja se abrió y cayeron desparramadas todas las fichas del rompecabezas. La imagen es tan lamentable y agotadora que de primera arrebata el entusiasmo e incluso - en confesión - diría que la fe. Parece imposible reunir media docena de fichitas para lograr una idea, un inicio, un estímulo. Hay días así, la percepción de uno mismo atravesada por la exigencia, pero al mismo tiempo desparramada, dispersa y perdida; el ser dividido en miles de pequeñas figuritas, el sujeto con los verbos boca abajo y ocultos, apilados unos encima de otros; el individuo sin lugar, como sobrante de las formas y del espacio; los hábitos de la mente incapaces de construir, de atinar, de hilvanar, mucho menos entonces, de controlar el paso de ningún hilo por el ojo de ninguna aguja. Así, la creatividad en un caos absoluto, induce a un estado de atolondramiento y parálisis que finalmente se traduce en una pasividad insoportable dentro y fuera del núcleo vital que nos dirige.
¿Pero qué pasó, porqué se fragmentó la existencia, qué pudo haber abierto la caja del “puzzle” con tal descuido y torpeza?
En la imposibilidad de advertir conscientemente todo lo que pasa alrededor y más allá, nos vamos distanciando de ciertos hechos que van sucediendo paralelos a aquellos que sí capturamos con todos los sentidos. Sin ir más lejos, cuando estamos sumergidos en un nuevo aprendizaje, es muy difícil aceptar, que antes de asumirlo - lo aprendido - éramos sin "eso" y eso bastaba. La suma de lo aprendido entonces, nos hace lo que somos ahora en su totalidad, claro, y lo que somos es precisamente, debutantes de lo que no hemos sido jamás. A veces, casi todas las veces, ni se percibe tal transformación - metamorfosis - otras, se cae de ciertas alturas para estrellarse contra el suelo, así, desparramados como fichitas uniformes sin origen ni final; esparcidos en piezas sueltas con bordes incompletos que ponen a prueba la convicción, la memoria, la persistencia y la paciencia. Un juego que inconcluso, no es aceptable, ni sano; ponerlo sobre la mesa, buscar, encajar y resolver es su única opción aconsejable, de lo contrario, ni la singularidad de la pieza tiene sentido, ni sentido singular tiene romperse la cabeza y abandonarse en un insufrible acertijo de por vida.
IRMA PEREZ, La Pillis - 2016



domingo, 31 de julio de 2016

LAS CARAS DEL SILENCIO
El único silencio pleno y agradable es aquel que está desprovisto de todas las temperaturas de los sentimientos. Ese que es antesala y preludio de algo importante. El que no contiene nada y nada lo contiene.
Todas las emociones tienen sonido, algún color, algún filo; es inevitable y comprensible entonces, que estemos todo el tiempo escuchando una orquesta, cambiando de ritmo, reiniciandonos sin pausa, latiendo a brincos o sostenidos en una nota llorona y larga como el grito lastimero de una cuerda de violín.
Pienso entonces que hay silencios de silencios y Silencios... y que ninguno se parece al otro en el modo de pronunciarse, ni en la forma de escucharse.
Como ese silencio que llega abruptamente y viene cargado de imposición, unilateral y egoísta como el mandato de un tirano o, aquel que se evidencia en la decisión de consentimiento consciente y permanente de no dar respuestas ni opciones o, ese que eso sí, es la única opción, por exceso de miedo o por exceso de mentira, de dolor o por exceso de vergüenza. Qué decir de ese silencio que queda como aguja en los oídos cuando alguien se va, cuando todos se van.
A veces, estos silencios son como ondas de confusión y energías rotas que emiten mensajes equivocados e infinitos, tan parecidos a los mensajes que nos mandan en textos e imágenes por Internet. Un silencio así, es tan peligroso como una bomba de tiempo y aunque no lo parezca, su sonoridad es tan elocuente, que quedarse en él, es estar haciendo tanta algarabía como el mismísimo ruido.
Todo silencio premeditado e intencional es el resultado de una decisión voluntaria y libre y, como todo, esa postura también conlleva un precio y una consecuencia; la misma que se debe asumir cuando se actúa de manera contraria. Activos y pasivos hacemos el balance que refleja nuestra vida. A veces el silencio es mas explícito que todas las palabras o argumentos, es un "si" o un "no" otorgado como respuesta tajante y absoluta, pero también es un hecho en sí mismo y como tal, al final, es lo único que cuenta.
Yo amo el silencio; en ocasiones es mi compañero, la vía por la que me gusta andar y pasearme tanto. Amo aquel silencio que no tiene doble, ese, el silencio necesario, el silencio cómplice, el amoroso, el compasivo, el solidario, el porque sí, el imprescindible, el que lo dice todo.
IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014 

Poema, EN ALAS DE PEGASO

Para aquellos que se sientan identificados, este poema va con el ritmo de mis pulsaciones quizá mas extremas. Igual, sólo me aproximo a lo que nunca he vivido, a lo que a través de las historias de seres amados, he podido ver y sentir. Reverencia con toda mi admiración, consideración, aprecio y respeto para todos, pero especialmente, para aquellos que han logrado subirse al lomo de su propio Pegaso. Para el resto, pues nada, decirles que este es un mensaje de amor, escrito entre las líneas de un poema muy triste pero, como en la vida real lo he visto y constatado felizmente, con la firme convicción del "si es posible" y de la fuerza poderosa de la esperanza que el rodearlos amorosamente les ofrece.
💚

EN ALAS DE PEGASO

Es de noche y, de repente
cabalgo sobre un caballo desbocado,
me suda la sangre en frío
mientras recibo lengüetazos desde adentro
de los tizones que nunca se sofocan.
Las imágenes amables se atoran en el camino
y desaparezco del mundo y de mi,
incapaz de soportarme presente.
Con la velocidad que me da el fuete
corro y corro y corro, como huyendo,
buscando aquello que me sople las venas
que me encienda y que igual, me apague.
Vivo entonces la excitación de la oscura noche
en el fondo de un océano de espejos rotos,
como abstractos autorretratos en agonía.
Vivo la mentira, como una planta carnívora
que sale de mi boca y que se levanta robusta,
como un muro que me deja del lado de mis pérdidas
¡oh! mis pérdidas -cuantas lágrimas por ellas -
y la insufrible soledad.
Al final, un ser mermado y solo, se arrincona
dentro de mi agotado cuerpo, enfermo cuerpo
con la ropa sucia,
la mirada sucia y la piel del mismo color
suplicando sueño y más sueño
para no estar en ninguna parte.
Es de día y, de repente
no encuentro caballo ni pies de regreso,
quizá era el tiempo cabalgando y no yo - me digo -
o, quizá era yo en un espacio a temporal, brevìsimo,
como un mudo e imperceptible chasquido de dedos.
La memoria se oculta para no avergonzarse,
la voluntad llora su inutilidad y sumisión,
la conciencia se declara anestesiada
y niega cualquier ansia, cualquier culpa,
y la vida... pero la vida...
ah, la vida en cambio me muestra de nuevo
las otras cosas que siempre olvido, las que amo...
me hace señas, me sonríe,
me llama, me acaricia, me mira
y yo, yo entonces sin saber qué ve, qué la mueve,
me descargo sobre el piso-cama de mi dolor
y allí me dejo recoger y (¡por favor!) ... abrazar;
en el alivio de ese amparo,
cierro el confiado abrazo
y no deseo morir jamás de otra manera.
Es otro momento y de repente,
cabalgo por el aire sobre mi propio Pegaso,
vuelvo a estar entre el cielo y la tierra,
sobre lo perdonable y lo perdonado,
frente a mi mirada y a otros ojos,
por encima de aquel océano de espejos rotos,
entre el amor y la pared.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2015
Tengo sueño
mucho sueño,
tengo poesía 
mucha poesía.

Si duermo
¿me llevo el poema?


IRMA PÉREZ, La Pillis




LA TRISTEZA ESTÀ AQUÍ

LA TRISTEZA ESTA AQUÍ


La tristeza está aquí,
no la esperaba
entra
se apoltrona en mi cuerpo
lo llena, lo enfría, lo clausura,
piel y huesos
se quiebran en la silla
y en silencio
solloza mi melena solitaria,
lágrimas alargadas
se zambullen
dentro de las ojeras
y pronuncian su nombre;
todo lo que callo es penoso,
una queja me abre la boca
se escapa
me escucho
soy un lamento
sólo un lamento;
la soledad me mira
con su mirada ausente
soy su espejo,
ella es la que habla
me dice que no
que no hay nada que hacer
que la tristeza está aquí
instalándose
y que por ahora
se queda.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014

SOMOS MUY DISTINTOS

Somos muy distintos
cada vez que un segundo pasa
y taja el lápiz por lo gastado.

Somos muy distintos
y quiero decir tu y yo
y quiero decir todo y todos
distinto el pulso de tu risa
distinto el borde de tu imaginación
distinto el color de tu sed
distinto el ruido de tu silencio. 

Somos tan distintos
desde el trazo que dejó el talón
hasta el horizonte que aún no se dibuja
tan diferente el tic tac del deseo
y la danza que alista el lápiz en la mano
la mano... 
la mano, que tras aparentes coincidencias 
este poema 
sólo habla del imposible parecido 
que tiene un jardín y otro jardín
con otro.
IRMA PÉREZ, La Pillis - 2016
Aprender a manejar una nueva herramienta requiere tiempo, disposición de entrega y concentración, de todo el temple de la paciencia, todo el posible desgaste de la voluntad cuando no se acierta, aguantar ampollas, tatuarse heridas, conocer dolores nuevos, probar, probarse, aceptar que no puede tirarse al piso, soltarse, abandonarse ni remplazarse; que para poder continuar hay que entender, con ella en la mano, para qué es que se nos ha dado ESA y no otra.

IRMA PÉREZ, La Pillis 
Uno es gota de su océano allí en sus playas y aquí, en la otra orilla.
Uno es sal de su mar, geografía y lenguaje,
latido y continuidad de las olas que celebran su espuma.

IRMA PÉREZ, La Pillis

AROMA

AROMA

Un café para mi que no tomo;
me invento la cita y el gusto
tan solo para verte otra vez,
es que, sé cuánto te gusta
todo te entusiasma de él:
la taza propia
el café en el agua
el agua hirviendo
el aroma a tierra, a nueces
y ese sabor íntimo que alcanza
a despertar mis celos.

Me has dicho que él te llama
cuando el fogón calienta
cuando humea, entonces
yo que no tomo café
saco dos tazas
la peinilla
azúcar - quien sabe -
y lo prendo antes de invitarte
para que desde mi ventana
mi fogón,
amangualado con el dulce grano
te sorprenda cerquita
y te traiga.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2012


Cuentan que ella era fina y que él era de la calle

que hubo juego y hubo alianza
y hubo mucho más que complicidad
en la adversidad y en la esperanza.
Dicen que de huellas e historias de amor
se llenó el cine, pero que ésta 
con el tiempo se hizo más legible,
fuerte y clara como en húmedo cemento
quedó escrita su evidencia 
que borrar es imposible.

IRMA PEREZ, La Pillis




SOSPECHA

SOSPECHA

Me pregunto en qué mundo vivo
cuando no estás en mi mundo
¿acaso entiendes los "paraqués"
de esta primavera empinada de nostalgia
y del valle que anduvimos
en este diseminado semillero de recuerdos?

No sé si la muerte me conoce
ni si es cosa de ella
este cuerpo que respira adormecido;
quizá es la causa silenciosa
de esta trémula sospecha
de mi deseo de todo
a tu lado contenido.

Parece que estoy, donde no estoy
que algo pasó con la rutina del tiempo
que todo está roto
cojo
malherido
que soy la memoria que camina a solas
las horas de tu mundo 
sin el mío.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2013

HAMBRUNA

HAMBRUNA

En algún lugar amanece,
pero es el hambre
el que despierta con hambre.
Hoy tomaste café, sin pan
porque engorda
por el afán
porque hoy es cereales
porque, "qué jartera, otra vez pan"
porque si no es integral, nada
porque se enmoheció en la panera.

En algún lugar del mundo
amanece
y tu!
te pareces al pan.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013
¿No love?
No life.

IRMA PÉREZ, La Pillis
A mi, me hace llorar ese hombre,
la tiene y la oculta
y por ambas razones
me conmueve su ternura.
Él no lo sabe 
y tampoco se lo diré,
no sabrá por mis ojos
porqué me bajan las lágrimas
cuando no estoy sentimental
y menos aún sabrá por mi boca
cómo es que encajan
sus rectas y sus curvas
en la concavidad de mi espacio
delicado y vacío.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014
Puedo
escribir
los versos
más tristes
esta noche...
Pero no,
estoy muy triste.

IRMA PÉREZ, La Pillis

No entenderás mi afán
ese de irme con la punta de mi lápiz
a caminar las lineas de un cuaderno
que son andén y camino
de mis letras que no aguantan el encierro.
Afuera,
en la calle del árbol que me espera,
respiro.

Aunque te explique
no lo enterás
y yo
tendré que dejarte.

IRMA PEREZ, La Pillis

FORMAS DE AMAR

FORMAS DE AMAR

A veces
no hay nada que hacer
ni siquiera mi amor 
debe moverse para que estés conmigo.
He comprendido,
y en este punto
no acoso retorno
porque entender es aceptar
y eso también es 
una forma de amar cuando libera.

A veces
al amor hay que soltarlo un poco
abrir la mano del deseo 
que estrangula con ansias
y, sin renuncia
aprender a esperar.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2013
Yo me enamoro
Tu te enamoras
Él se enamora
Ellos se enamoran
Nosotros nos enamoramos
Vosotros os enamoráis.

Desenamorarse
Yo me ... ¿yo me qué?

Uno no debe hacer conjugaciones
sobre lo que no tiene ni idea.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014
Me encontré esta señora en el camino. Estaba muy bien acompañada, sin embargo, parecía que su belleza excluyera a todas las demás. No sè, hay flores que me parece que no son bellas, como esta... Si, debe haber una palabra para nombrar lo que no es feo ni bello; así como el adjetivo que somos todos, hasta que nos conocen de cerca. 

Es mi amanecer sin promesa,
sueño abierto de mi gran noche,
ayer fui otra de la misma que soy hoy
y hoy soy
la que más quiero.

Ah, mi amanecer sin promesa
sin espera, sin muleta, sin lamento,
amanece el árbol
y no promete fruto
porque el fruto 
es el árbol.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013

Noche de ruidos por doquier,
la voz
la risa
el estruendo,
la conciencia de ellos es breve
mínima, ninguna.

Noche de silencios,
sin voz
sin risa
sin estruendo,
estoy consciente
sin vos
sin vos
sin vos.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013
Creo que la tendencia es a rebotar en cuatro esquinas.
Se hace un cuadrado cuando la mente no deja de pensar las mismas cosas.
La idea recurrente se convierte en ladrillo y el ladrillo en muro.
Entonces, como una réplica de nuestro pensamiento, terminamos metidos en una figura geométrica de cuatro paredes.

IRMA PÉREZ, La Pillis. - 2013
Si se piensa, este mundo tuvo que haberse caído alguna vez, ¡tasszzz! y quedó con tales fisuras, tan profundas e irreconocibles como fronteras o brechas irreconciliables.
La deformación del mundo, sin embargo, no es por eso, creo que lo que fatalmente se perdió en esa caída, fue la sincera intención de reparación.
IRMA PEREZ, La Pillis
Aún hay por ahí quienes 
creen en el amor y lo manifiestan:
esos, los que se enamoran,
ellos, !los felices!

IRMA PEREZ, La Pillis
No es por más o
por menos amor,
no es por la extensión del océano o
la estrechez del río;
no es por nada,
pero al final de todas las cuentas
no estamos.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2015
Como la copa de cristal
que no puede ocultar su contenido,
así el rostro y la mirada
no pueden esconder su claridad
o su agua turbia; 
a veces, lo feo
puede ser la otra mitad
del vaso lleno,
otras veces, la belleza
puede ser tan solo
un recipiente vacío.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2014

Poema, APRENDIZAJE

APRENDIZAJE
He llegado hace pocos años a la vida, muy pocos
apenas comienzo a entender algunas cosas,
a las personas grandes, no sé, son tan difíciles
es que, entiendo lo que hablan
pero no lo que dicen,
no siempre me ven y no siempre me responden
y yo quiero saber tantas cosas y tocarlas 
abrirlas para ver qué encuentro ahí
aprender de qué estoy hecho, y el árbol y mi pelota
entender para qué sirve
quedarme callado y quedarme quieto
no tocar las cosas, no correr, no levantarme
no pintar la pared, no ensuciar mi ropa
no comer mis dulces, no hablar con extraños
no decir lo que pienso, no inventarme el cuento
no salir a la puerta, no poder quedarme en casa
no invitar al vecino, no mojarme en la lluvia
no probar la tierra ni probar la torta
no andar desnudo, no gritar ni reírme duro
no dormir con mi perro y, no jugar ...
entender para qué sirve, no jugar.

He llegado hace pocos años a la vida, muy pocos
apenas comienzo a aprender algunas cosas
como por ejemplo
sobre la importancia que tiene el "no"
en la forma en que los grandes
llegan a ser felices en la vida.

IRMA PEREZ, La Pillis- 2012
Caer al agua como agua,
ser la gota en la falda del día
que busca descender las horas
para diluirse en los pies de la noche
donde el amor recoge la escarcha
que da el brillo a las estrellas
que los ojos del sol
descubrirán mañana
en una lágrima contenida
en la frente del tiempo
o en la evidencia de un beso.

Caer al agua como agua,
ser la acuarela de una orilla limpia
el puerto para que alguna estrella
ancle ahí 
su obra maestra.

Caer al amor, como amor.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2016

LA VENTANITA

LA VENTANITA

Sabía que mi corazón enloquecería,
¡no tenía salida! ¡no había luz!
latía su agonía entre tinieblas de miedo,
temblaba en su lucha,
lloraba el aborto de sus sueños.

Pero llegó el cansancio y el silencio
y su visita le trajo respuestas en calma;
una ventanita se abrió de repente,
esa que no se ve cuando 

la sangre se congela
o se alborota, y sin preguntarle 

al tiempo ni a nada,
soltó a volar 

todo lo que tenia alas.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2012

PARA UN POEMA

PARA UN POEMA
Para un poema
necesito escribir algo muy erótico,
me dispongo y, por si acaso
me despojo de cualquier 
vestidura prejuiciosa;
me siento la sangre
descruzo las piernas
vas llegando.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2013
Uno,
uno solo
de tus dedos
sobre mi piel...
¡Toda la orquesta!

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013
En las cartas
que están en los sobres
que están en la cajita
que está en el cajón del armario
que está en el sótano 
que está debajo de las escaleras
que están por desbaratarse,
allá,
ya no estamos.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2013
ME PARECE LA VERRAQUERA, COMO DECIMOS LOS COLOMBIANOS, QUE HOY SE CELEBRE EL DÍA DEL ESCRITOR.

En todas partes del mundo hay uno, en todos los lugares una persona apretando un lápiz, tecleando ideas, anotando sueños... allí, en el barrio, en la oficina, en el campo; detrás de unas gafas cualquiera.
Ellos quizá hablen poco, quizá se la pasen mucho tiempo a solas, tal vez parezca que están ahí, ¡y están! pero solo físicamente; quizá están soñando con los ojos abiertos, o bien inventando los detalles de una historia, así como hay otros que sólo escriben de lo que van viviendo o de lo que están buscando o bien de lo que no saben para saber. Quizá es ése que escribe y escribe y no para porque el punto final - impredecible - es lo único que detiene las palabras - plumas... plumas - de perderse o irse con el viento. Está el del "bestseller", el que prefiere el anonimato, el que no ha podido publicar nunca, el que viaja para escribir y el que escribe para vivir. El que sólo escribe.
En todas partes del mundo hay uno, un ESCRITOR. Qué bien. Ellos son los que hacen posible los diálogos universales porque pueden ponerle tono, tiempo y voz a todos los seres vivos y, al entorno natural que de mudo no tiene nada. En realidad, pueden poner lo que les de la gana porque ellos habitan en la periferia y en el centro de lo imaginario en donde encuentran un mundo paralelo que crear. Pero así también, son ellos los que han entregado su existencia y dado su vida, con tal de decir y contar, sin un ápice de falsedad o mentira, de miedo o cobardía, "por dónde es que viene y va, el agua que pasa por el río".
Los Escritores, maestros imprescindibles, como los niños recién nacidos o como los ancianos felices. Aunque a veces se enredan, se cansan o se demoran cargando "todo el llavero", siempre logran abrir todas las puertas de la vida real, pues las consideran todas, todas imaginarias.
Y así, al que más y al que menos haya escrito un texto, un renglón, un párrafo o un verso para otros, para ti, para mi, HOY se le reconoce la importancia de su oficio, el propósito de su misión y la razón de ser de su vocación. Se le agradece. Se le lee.


FELIZ DÍA A TODOS MIS QUERIDO@S AMIGO@S ESCRITORES
Reverencia
Reverencia Reverencia. .. 


Poema FURIA

Dicen que la poesía dice verdades y que por lo tanto, no siempre da caramelos. 
Dicen... (La Pillis LaPillis Poetuits)
<3 p="">
FURIA
Hoy tengo un desespero, un agobio
la ansiedad se desborda y no quiero detenerla
estoy fastidiado, furioso y con ganas de patalear,
me siento incómodo, alterado
una fiebre perturbadora me sacude la mente
me provoca envestir a la conforme multitud
gritarles al oído bien fuerte, bien agudo
abofetearles la vanidad y lanzarlos desde lo alto
a ver si con la caída, caen.

Hoy soy preferible dormido, pero
se me encresparon los nervios
las cuerdas vocales 
y la paciencia se resiste violenta,
quiero patear la indiferencia
hacer una algarabía que moleste e inquiete,
alborotar a la avispas para que 
les piquen la conciencia y la desidia
y deshacerme de alguna manera de esta frustración
que hoy se levantó amotinada por la sangre
con los rostros esclavizados
deformados
y así, clonados 
del mundo.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2013
Tan fácil señalar al otro con un dedo
porque no piensa como uno
porque no vive como uno
porque es de otro lugar
porque es de otro color
porque no es de los nuestros
porque siente distinto.

Tan difícil señalarse a uno mismo
hacerlo con todos los dedos de la mano
y reconocer que el pecado 
no está en tales diferencias
pero si
en el propio criterio de juicio
y en la falta de coraje
para asumir el juicio propio.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013

ENTRE COMILLAS

ENTRE COMILLAS

"Esto dijo el famoso artista sobre anónima contribución... 
La familia del candidato dijo que...
Alarma por enfermedades virales dice líder laboratorio farmacéutico...
El próximo invierno será el mas intenso del ultimo mileno...
No se pierda la completa cobertura de la tragedia...
No hubo manipulación, así aseguró vocero ...
Prometen resultados en cumbre internacional...
Policía nacional dice que no habrá mas impunidad...
El medio de comunicación afirma que tiene evidencias...
Iglesia católica indignada por ultimas declaraciones...
El proceso de paz está en manos de todos...
Superada emergencia sanitaria...
La Nasa revela...
El candidato promete...
Las redes sociales dicen defender el derecho a la libre expresión...
Expertos analizan la economía mundial y dicen que...
Gobierno prometió respaldo total a las victimas de la tragedia...
Reconocimiento a vida y obra del escritor luego de su reciente fallecimiento...
Bajo control, políticas de control de calidad...
La de-forestación esta siendo estrictamente vigilada...
Así cayó desde el ultimo piso de la torre...
Justicia dice que le caerá todo el peso de la ley a los corruptos...
Viaje gratis, todo incluido...
Defensoria dice estar comprometida con la causa social...
Cómo conseguir la felicidad...
Aprenda a volar...
La cultura llegará a todos los rincones...
El noticiero con su nuevo eslogan "Porque nos importa lo que pasa en el mundo"...
Actriz dice que sus fotos desnuda para revista son muy profesionales...
Concurrida iglesia explica origen de sus recursos...
La organización deportiva apoyó...
Todo el material recogido se usó como evidencia...
Prioridad a salud y educación infantil...
La serie mas exitosa de todos los tiempos...
Cirujanos plásticos aseguran absoluta naturalidad...
Los libros desaparecerán, dijo prestigiosa red social...
Se gana la batalla contra la violación de los derechos humanos..."


Léase "BLA BLA BLA" en todos los puntos suspensivos,
después de todo, la CREDIBILIDAD
es un asunto muy pero muy personal
que sin embargo, trasciende a lo general
pues, en el fondo y a la final
es ella
la fuerza mas poderosa que mueve al mundo.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2014
Ay, yo lo que estoy
es ¡muy enamorada!
Puedo hasta hacer globitos
con los besos de su boca
y ponerlos a volar 
con las mariposas
que se enloquecen
en mi estómago
cada vez
y todas las veces
que le veo.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014

MOLIENDA

MOLIENDA
Café los ojos del café,
la sonrosada piel tostada
sonríe con su boca roja 
desde el maduro y excitado cafetal,
las manos recogen los besos,
los granos de besos
que piden sol y molienda.
Calidos vapores exhalan el aroma
seduciendo inevitable los sentidos
que recuerdan el dulce amargo
y el reconfortante estímulo,
el agua crece en la boca
mientras el gusto se broncea.
Uno pasa saliva la lengua se saborea
y dos o más
se beben el encuentro
entre el abrazo de ramas
y de amores morenos.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2013

LA FLOR DE LA LAVANDA

LA FLOR DE LA LAVANDA

Luego de ver la belleza de esa rosa
y de sentir todos sus placeres
tuve miedo de perderle y no encontrar otra igual.
Y así fue, porque no la hay
habrán mejores y, no tanto
habrán otras y, muchas
pero que inunde tus ojos y te llene su fragancia
es suficiente para que 

una flor
entre todas

sólo ella te enamore.

IRMA PÉREZ, La Pillis