sábado, 26 de octubre de 2013

Poema SENSACIÓN


Sólo hace falta una flor
para romper el silencio.
Luego vuelve
maravillosamente... 
si, el silencio
tenue y liviano
como un inofensivo
y sano pétalo.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013


Cae la noche
como cae la lluvia...
así cómo cae tu recuerdo
puntualmente
empapando...

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013

Poema EL SIGUIENTE MINUTO


Poema TARDE

TARDE

Ella morirá de todos modos,
ni el tamaño del zapato
ni la belleza del espejo 
ni el dorado de la alfombra
ni lo blanco de su lino,
ni su credo
ni su ideal
ni su bordado
nada de eso decidirá
su estación, ni su estadía.
Ella es alma
en cuerpo en tránsito
como el más longevo
de los seres vivos,
se mueve y suena
como ahora
como cascabel enamorado,
como bosque que parece quieto
pero pestañea y cruje...
busca su savia
relincha su furia
atiza su canto
acuna su luna
persigue su risa
escribe su llanto
ama su aliento
espera su tiempo...
Pero ella
ella morirá de todos modos,
una noche
una tarde
una mañana,
un quién sabe cuándo
caerán de rodillas
sus trofeos
y la continuidad
de su misión prestada,
entregará su puesto
sin llevarse siquiera
una caja con tres cosas,
hasta sus flores
llenarán otros jarrones
y su más preciado poema
desaparecerá
de los labios de su amado,
no habrá entonces diferencia
para sus ojos ausentes
ni para su corazón
"Brand new"
sin respuesta
ni indicios de un abrazo.
No habrá tiempo.
Tampoco habrá
mejilla tibia
ni húmedo cielo
para el tardío beso.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013


Lejos de mi la fatalidad
cerca, en cambio,
del destino asumido
de lo que soy
de lo que he sido,
un ser sazonado y "maduro" 
que se ha lanzado a la tierra
con sus propios pies de árbol,
un ser ya florecido, abierto, revelado
en apogeo la mística y la lírica
testigo y escribana
de lo trascendental y mundano,
en la máxima altitud
mi elevamiento,
vecina del cóndor,
soy la nostalgia de un vientre
otrora ocupado y productivo
aposento de vida y de más vida,
soy la certeza de una especie
dueña del sus propias espinas
y de la prosperidad de su floresta,
soy flor y fruto
sin arrepentimientos,
paisaje temporal
breve suspiro
gota al sol
de la tiranía del tiempo.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013


domingo, 20 de octubre de 2013

Poema HORIZONTALES

HORIZONTALES

Quiero liso el pavimento
donde poner el pie que se adelanta,
que ningún bache en el camino
se quede abierto 
como evidencia de vergüenza
de abandono o cobardías.
Quiero llano el camino
de subida o de bajada
a lo ancho y a lo largo de las rutas
que diseñan el mapa
que hemos escogido.
Sin arrugas el trayecto a andar
negro sólo el turno de la noche
techos azules
de algo algodones rosa
bordes de frutos rojos
sin plaga de promesas declinadas
o ideas obsoletas de pecado.
Quiero esta ruta abierta
horizontal
cause y causa del presente de los actos,
periplo sin equipaje de rocas
sin permiso el sol y sin visa la lluvia,
el amor como único aviso preventivo
luz que preceda al cambio y la sorpresa
claridad que alumbre la oscura calle
o el punto de partida y de llegada
a la vereda de tus brazos
o a la curva más cerrada
de tu beso.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013


Poema EBRIEDAD

EBRIEDAD 

Imposible 
dar la brazada en el cemento,
no advierte aún
lo estrecho de esa trampa
y yo me rehuso a ser 
el alcance de su próxima excusa.
Avanza, tambaleando su existencia
a lo profundo de ese mar alicorado
vaso oceánico en donde sumerge
todos sus "si" y todos sus "no",
vasija porosa y sin asas
por donde sus flotantes sueños
se cuelan irreversiblemente
hacia pozos de ebriedad y tufo.
Yo puedo dejar caer el vaso
sobre mis pies despiertos,
beberlo a fondo
y aguantar la nausea
como si fuera agua sosa
culpable del aburrimiento,
estrellarlo contra las rocas
y ponerme de frente
para que me reboten sus filos,
tragarme el vidrio
que hipócrita
le besa a cada rato la boca,
que le oculta todo
como la dulce sonrisa
del amigo doble que invita.
Eso
y todo eso
lo haría sin temblor ni titubeo
en este momento
en este sitio,
aún sabiendo
que todo eso
todo
me sirve una mierda
para salvar de la despreciable
y larga ebriedad
a mi amor
sin él.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013


A propósito del PAN y su día...


Poema PREGUNTAS Y RESPUESTAS


Míranos
sólo míranos en la cima 
de la nada torpe espera.
Cree en lo que no ves
y por encima de ello
en lo que aguarda mudo.
Da por hecho
el rumbo nuevo
de esta nave de sueños,
y del tiempo
la oportunidad
en la compasiva prórroga,
de nuestro amor
la suerte mítica del gato
y del mañana
las manos ocupadas
con las manos.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013


Poema DOS

DOS

Hay un ser
dentro de mi ser
que no soy yo,
el mismo 
que estando lejos
me adivina los ojos. 
Hay un ser
dentro de mi ser
que respira
sano y salvo
en mi corazón
que anda su calle
y la jornada
de mi horizonte
que es luz
amuleto de mi luz
astro del cielo
de mi alma.
Hay un ser
en ese ser
que soy yo
calidez
núcleo
y anillo
del mismo sol.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013


No puedo seguir escribiéndote 
sobre la eterna mancha
no puedo seguir borrándote 
de la poca piel...
pasará lo mismo 
que a la delgada hoja 
que perderá sus capas
se blanquearán sus venas
y se romperá el papel...

IRMA PEREZ, La Pillis - 2013

Poema LOS CELOS DE LA LUNA


Cuento LA CORTESIA DEL MIEDO

De cuentos y cosas que pasan...


La cortesía del miedo

Once de la mañana y el café tiene un par de mesas ocupadas. Amanda se recoge el pelo, cosa que sabe no debe hacer detrás del mostrador. Se mira en el reflejo de la pantalla del microondas, se encuentra linda esa mañana. Abre la caja, cuenta unos billetes, hace algunas anotaciones. Revisa la nevera, vence el frío, saca un par de productos congelados, cuenta las gaseosas.
Luego busca un trapo para limpiar los mesones, recoge una mesa, se da vuelta y de pronto aparece ese hombre maloliente y sucio que pasa a diario y se queda parado en la puerta mirando el televisor y mirándola a ella. Mientras Amanda aparenta no perturbase por su presencia. Sigue el asunto como si nada, pero siempre alerta.
- ¡Esas son las armas más poderosas! ¡Ese Hitler era un asesino! Mataba a los negros, los degollaba, no le gustaban los negros. Yo no soy negro, él sólo dejaba vivir a los blancos. Por él fue que comenzó la tercera guerra mundial, oiga monita, un vasito con agua, el agua no se le niega a nadie -
Amanda medio sonríe, más por miedo que por otra cosa, asienta con la cabeza y busca rápidamente un vaso desechable. Lo llena de agua, lo lleva a toda prisa sin decir nada.
- Ese Hitler era un asesino, pero no de esos que uno se encuentra por ahí que lo quieren matar a uno con un palo. Yo los cojo a patadas a esos hijueputas. Yo no me dejo. Yo también les doy -
La mujer empieza a secar los platos, se conoce bien, sabe que le atemorizan hasta el llanto los vagos de la calle. El hombre empieza a poner nerviosos a los clientes que se miran unos a otros y luego a ella. Sigue vociferando en contra de los nazis, destruye el vaso con su mano violentamente, lo arroja al piso.
De pronto, aquel vagabundo, oculto tras su aura de miseria, abre sus enormes ojos quedando en evidencia la locura. Los posa, desafiante, en el rostro pálido de la mujer. Sonríe malévolamente. Amanda, en ese instante, llena miedo, encuentra una similitud con la eternidad.


Irma Perez

Poema DE ROJO

DE ROJO
Hoy voy a ponerme un vestido rojo
ajustada la cintura
desnudo el cuello
suelta la caída...
Sé que no tengo en mi armario nada asi
pero hoy he de pintar roja mi boca
aunque eso solo sea...
porque siento 
la sangre sublevada en mis labios
mis dedos bailando un merengue
y en la punta de los pies
un ritmo obstinado buscándote...

IRMA PEREZ, La Pillis - 2013

Poema ESTE DIA


Todavía tengo esa imagen
como pie gigante 
sobre mi afortunada humanidad...
la calle
la pura calle
toda la calle
pared y techo
cobija y cama 
agua de charco
pan de cemento
finca sin campo
de esa mujer anciana
medio sonriente
o medio demente
arropandose
a medio día
con su edredón de plástico
y su cama de ladrillos
bajo un cielo azul y abierto
sin pregunta
y sin respuesta.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013