miércoles, 5 de abril de 2017

DE UN SUEÑO
Se vino contra mi pecho aquel pájaro morado, clavó su pico en mi corazón y de inmediato quedó allí, entumecido, muerto. Yo no le miraba, tenía miedo de hacerlo; mis ojos al frente, levantando al máximo la quijada para no verle ni un poco.
Como si fuera un mal de ojo, un maleficio o por agüero, sabía que nadie me ayudaría a arrancarlo por temor a morir; sin embargo, "alguien", sí sabía qué hacer. Con la confianza y tranquilidad que da una sonrisa espontánea y serena, me aseguró la existencia de tres soluciones. De repente, me dijo: "Puedo hacer esto, así..." y arrancó de mi corazón y de un tajo, al pájaro muerto. "Pero, lo más importante", enfatizó, "es realizar un cierre dorado"...
Sin bajar mis ojos a mirarlo, tuve la certeza de tener un huequito de luz abierto en mi pecho; un huequito de luz ... esperando...
IRMA PÉREZ, La Pillis - 2016

(Sueño que tuve un día como hoy, hace un año)

Ya sé:
la culpa es de uno
cuando uno
no se mueve.
Se sigue con frío
se sufre el frío
se tiembla de frío
no alcanza la intermitente llama
demasiada cercanía al fuego y
ni siquiera quema
tan sólo un mínimo calor
vuelve a recordar... ¡cuánto frío!
Pero, es que
aquella... sí fue una hoguera
¡puedo jurarlo!
cuerpo
manos
ojos
voz
todo reventó en chispas como
el big bang y, así el tibio universo
para nuestros cuatro pies de frente.
No sé ahora
porqué debo moverme
porqué la escarcha en estas palabras
porqué el reinado del frío;
qué me importa
si la culpa es mía
yo sigo junto a esas cenizas
segura de mi fuego y del aire
con que las atizo.
Así que espero
con frío espero
aunque haya de congelarme un día
y, aunque
ese día
ya no me encuentres aquí.
IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014
Las lágrimas desembocan en el mar;
el hombre que diga que no llora
es de los mortales el mas triste de todos
pobre contenedor de silencio y desconsuelo
tortuga sin cabeza que
ni repta
ni vuela
ni trepa
frustrado niño que no juega
frustrado hombre que no sueña
el infinito océano es su espejo
reflejo de su propia pena
que no se conduele ni cesa.
El hombre que diga que no llora
tiene amarrada a su cuello
la piedra del orgullo
y su vida, lanzada al vacío como
lágrima por su mejilla
cae
cae
cae...
IRMA PEREZ, La Pillis . 2013

OTOÑO


Dicen que es otoño allí
lejos de mi casa,
que los ojos se llenan 
de colores ocre
y que las hojas
caen agotadas y mustias,
caprichosamente,
besando los pies que ignoran su ultimo aliento.
Dicen que la brisa es cómplice y culpable,
que se las lleva cantando
mientras hace tapetes marrones y amarillos
para que los arboles renueven su vestuario
y vuelvan a ser la envidia
del vestido soñado
que nunca he visto.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013

Un lugar sin nombre

Un lugar sin nombre
un lugar perdido en el renglón
de un discurso silvestre
en la nota del canto 
del amanecer
en la última vereda del olvido
en la brevedad de la chispa
detrás de las orejas de sol

en la melena del agua
en el rostro maquillado del tiempo
en el dobladillo de la falda de
este día
en el verso pálido de algún poema
en el sueño.
Desde la azotea de mis pensamientos
no hay lugar en el mundo
en donde pueda
escaparme de mi.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014



Alguien por fuera
de la órbita terrestre
nos mira y piensa:
Allí todo lo que se mueve
se llama vida
unos lo hacen
con los pies
con la panza
otros tienen
alas
hojas
pelusa
escama
les rodea
les inunda
les cae
les moja
les limpia
les refresca
les lleva
les...
les hará falta
el agua
- a ellos -
para moverse un ápice.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2014
Cuántas cosas pasan desapercibidas
ignoradas todas sin registro ni rastro en
el olvido imposible de unos ojos
que jamás han conocido el asombro.
Pero no tú, mi amor
tú no vas por rieles sin hacer ruido
tampoco te ocultas
tras cortinas de silencio sin que
me entere.
Háblame y, no
de todas formas siempre lograrás
que te observe y lo recuerde
que de ti, quiera otra vez
y otra
la adorable permanencia
del asombro de mis ojos.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2017

VENTANAS ABIERTAS


Las ventanas abiertas
se asemejan
al amor enamorado:
desde adentro, la mano
desanuda la garganta
libera el pestillo
despliega las coquetas alas
la brisa despeina
atiza la hoguera
la casa invita
el paisaje entra
y se acomoda.
Las ventanas abiertas
se asemejan
al sol
entre las piernas
de la luna.
IRMA PEREZ, La Pillis - 2013

DE COLORES


Ellos saben
cuando estoy riendo
cuando pateo la vida
cuando tengo ganas de ser
flor o de ser raíz para
pintarme el pelo de colores.
Ellos saben
si estoy cansada
si tengo prisa
si estoy desnuda
si quiero aire
si quiero agua
si no quiero nada.
Ellos, mi pies, saben
como ninguna otra parte
de mi cuerpo
cuándo quiero
empinarme y bailar por
encima del suelo
para que todos me vean.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2013

POEMA A CLARICE

Cuando me la encuentro
me dice cosas,
esas cosas que resuenan del
eco de su voz impresa
ellas son como migas esparcidas
sobre la gran mesa
como semillas frutales debajo
de una falda campesina
esperando ser
sacudidas, un día
en de improvisado baile.
Me la encuentro y
me habla clarito
me doy cuenta que entiendo
portugués y sus relatos.
Redoblo el asombro
la complacencia.
Después de eso,
no olvido su nombre: Clarice.
IRMA PÉREZ, La Pillis
No expliques
la idea
la técnica
el momento
el método
el motivo
el arte
cualquier arte
sólo se entiende
sintiendo.
IRMA PEREZ, La Pillis

Ni antes ni después; la vida es este segundo lleno o vacío, nada lo compara, nada lo devuelve, nada lo borra. A la hora de la cabeza en la almohada, lo sabemos; por eso dormimos y por eso, no dormimos.


En el mundo hay dos clases de personas:
Buenas, que hacen bien
y malas, que hacen mal.
No hay más.
El "hacer", entonces
es una consecuencia
feliz
o desgraciada
de la sangre.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2016

MI CASA

Como un enorme lienzo 
te pintaré de azul
no faltaran las ventanas
con sus ojazos
bordeados de pétalos
y sus aretes de palma
una coqueta puerta
pintada de rosa
le hará guiños
a los faroles de la calle
para que
no pasen de largo las
mariposas amarillas
y los vendedores de sueños.
IRMA PÉREZ, La Pillis

EXHAUSTA



El pelo revolcado de horas
la punta del tacón boca arriba
el puño blando
la quijada descolgada
así, el ánimo
la espalda con calambres
las piernas confundidas
los senos olvidados
el pecho ahumado
la mente goteando
los pies histéricos
la conciencia en duda
el inconsciente ausente
la mirada en blanco
el corazón en neutro.
Esta noche
sueño que
soñaré tu mano
por todo mi cansancio.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2016

El tiempo no habla pero
es maestro
bendito alicate que rompe
ideas de hierro
criterios oxidados como 
un karma
mal interpretado.
El tiempo sabe
de sí mismo
de su "para qué"
de su "cuándo"
y, aunque la cuenta
sea distinta
él es el mismo
en todas las camisas.
Tú y yo
una sola vida
siempre has estado
viniendo detrás de mi
y yo
- Amor -
mirando hacia adelante.

Irma Perez La Pillis
Mientras lo intentaba por enésima vez
la realidad me gritó lo que yo no quería ver:
Lo que se rompe
nunca más, vuelve a ser una sola pieza.
Pero, es que me gustaban tanto
le quedaban bien a mi nariz
a mi informalidad,
eran mi toque de elegancia
de coquetería,
sus formas no me ocultaban
sus filtros me protegían,
las llevaba conmigo como mi pelo suelto
hasta que un día, accidentalmente
se cayeron de mis manos
y una pequeña fisura
separó su estructura;
las limpié cuidadosamente
les puse una cinta discretamente
las pegué con
la súper gota de la súper goma
le hice fuerza
le di tiempo
me las puse optimista, cayeron
insistí y las acepté rotas, cayeron
me las puse otra vez, cayeron
renuncié
las guardé.
Hoy, después de unos meses
las encuentro,
volví a creer que podría usarlas
y una vez más
probé con fuego;
el punto de unión se derritió
un fluido pegajoso quedó adherido
deformando, definitivamente
su línea original
entonces fue
cuando se me ocurrió
limarlas para recuperar
su ajuste y su brillo
pero, cuando lo hacía, lo vi:
Toda superficie puede limarse y se suaviza
pero limar también es mermar cuando
de aspereza y astillas se trata,
y, esa consecuencia
podrá sanar las puntas
pero no alcanzará
para juntarlas de nuevo
por distancia
por absoluta distancia.
IRMA PÉREZ, La Pillis - 2015

Asoma el sol
asoman las tareas
los pendientes son moscas
la boca come 
mientras los pies corren
si la boca no come
igual corre
un pié detrás del otro
los verbos
todos los verbos
se ejecutan en un único "enter"
parece quieto, pero
por el tablero pasan cosas
todo tipo de cosas
colgados
en las agujas de un reloj
asistimos a la vida
tocando apenas
las cuatro bases de la cruz
y, desconcertados
damos una y otra vuelta
con la brevedad de un respiro.
Cae el sol
caen las pestañas
las moscas son otras.

IRMA PEREZ, La Pillis 💜
Desde este otro
extremo del tiempo
escribo del "por fin" que
no me pertenece;
de otras mujeres, es.
Yo soy la otra mujer
la visible
la no condenable
pero, a la vez soy
el efecto y la causa ,
la memoria que exhala
su más largo suspiro
de todas ellas.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2017

Se va marzo
luego yo
el tiempo, sin cuello
no voltea a mirar
y yo
sin ti
me llevo la distancia.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2017

HELADA


Improvisemos:
tú traes la leña
yo traigo el fuego,
pongamos a sudar
mucho más
que los cristales,
que este temblor
no sea de frio
que se acaloren
las sombras
que arda la escarcha
y que el flemático frío
se aburra y se vaya.
Improvisemos!
que las brasas coinciden
en que esta noche
es verano.
IRMA PEREZ, La Pillis - 2013

SER POETA ES LO MÁXIMO


Entre el dulce y la sal
entre la oscuridad y la luz
entre el frío, más frío y 
el calor
entre el sur y el norte
entre la tierra y el cielo
entre la duda y la certeza
entre la izquierda y
la derecha
entre el silencio y la palabra
entre la alegría toda y
toda la tristeza
entre el sexo puro y
la total abstinencia
entre el beso y... el beso!
entre el resto y la locura
entre la fealdad y tú
entre tú y yo
Ese lugar.
¡Ser poeta es lo máximo!
IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014
Se nace y se levanta esa mano
el puño aprieta y sacude
el par de vidas como una uva pasa
en la mano de Dios
se dice que el soplo ayuda
así que es cosa de
confiarselo todo a él sin un "hasta que"
pues, no se sabe
tampoco el brazo elástico
que abre la mano
adivina lo que rueda
y, a lo que se enfrenta
se vive en el aire
sin alas ni arbol que trepar
aqui no hay magia
no se levita
solo se gira para girar de nuevo
y luego, otra vez y más
mientras
se vive el mareo de la incertidumbre
y se ruega, sometido
que se manifieste definitivamente
alguna providencia sobre las dudas
al menos
tocar en puntas
el piso del agujero que tanto mira
o, estrellarse de una vez
en cualquier suerte
con tal de entender
porqué se nace
para terminar siendo
un par de dados
en permanente caida.
IRMA PEREZ, La Pillis - 2014
Nido
de uno
de tres
nidal tejido
casa y canto
morada
refugio
encuentro
concepto divino
de hogar.
IRMA PEREZ, La Pillis - 2013

INDIFERENCIA


Llégame a hacer falta
ponme a prueba y auséntate,
por un tiempo 
quítame la caricia
la de tus manos y la de tu voz
retírate a tus lugares remotos,
a los míos, sin mi
y no me invites
a ver dilatada tu pupila
Muévete de donde siempre
te encuentro
que esperarte me enloquezca
que extrañarte me despierte
Oblígame a la reciprocidad
a no dar por hecho
tu incondicional presencia
Llégame a hacer falta
preséntame a la nostalgia
al inmundo vacío de la
pregunta contenida
a la soledad
de tu amor desabrigado
Que la indiferencia
me enseñe
me mire
y me ubique, por fin
en el lugar
donde has estado
sin mi
por tanto tiempo.

IRMA PÉREZ, La Pillis 2012

Tres meses y un dia mas, es mucho tiempo... Cuánto más para aceptar, que lo que no ha sido, tiene todo que ver con el deseo que no ha estado. 
Ja!.. las cosas que a veces escribo...

***
Agua: Dícese del líquido... Dícese del líquido vital... Dícese del líquido vital, esencial. ..Dicese del líquido vital, esencial y divino, sin cuya fuente todos los seres vivos... todos los seres vivos, nos vamos a ir a la m..... ir a la muerte, si no dejamos de darla por hecho y considerarla de ultimo renglón... de ultimo renglón por debajo de otras necesidades... por debajo de otras necesidades que subestiman... que subestiman la importancia de la sed.... La SED.
Las carencias humanas -tropa que va en aumento - se llevan por delante los acontecimientos más bellos e importantes de toda realidad posible; igual, la derrota, el conformismo y el miedo, se llevan inexorablemente la vida. 
Cuanta falta hace, ser consciente de la respiración, notar el aire, sentir que la cabeza está por encima del cielo. Creerlo.

ELEMENTO VITAL

Nada imagino sin ti,
allí has estado siempre:
en la suerte de mi destino
en el paisaje rural
en el urbano en las fuentes
en la copa gigante
enjuagando la mugre
lavando mi plato
salpicando las flores
bañando mi piel
mis pies, mis uñas, mi pelo
limpiando mi casa
limpiando las calles
limpiando
lavando
aliviando la sed
hidratando los cuerpos
alimentando semillas
rindiendo las sopas
los jugos de frutas
agua para mi tierra
agua de mi tierra
agua que cae
agua que corre
agua que nace
agua que muere
agua bendita
agua limpia
agua
Qué agua,
si debo llamarte
¡Vida!

IRMA PEREZ, La Pillis