miércoles, 24 de septiembre de 2014


En qué momento me dijiste "amor" por primera vez
desde entonces 
esa palabrita encierra como un paréntesis 
todos nuestros diálogos y todos nuestros silencios 
y, si lo has notado
al hacer la lectura de nuestro tiempo juntos
esa palabrita ha ido creciendo 
sin encaramarla a una silla o ponerle tacones.
Ese "amor" ahora
es el énfasis de un texto unificado,
la línea horizontal que sostiene los encuentros
de nuestras exclamaciones,
es un espacio para nuestros nombres en mayúsculas fijas
desde dónde yo ahora me descubro y me pregunto:
en qué momento me llamaste así, amor
por primera vez
y empezó el poema.



IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014
Cuando pienso en la soledad mía
no se me ocurre pensar 
en la ausencia del ser amado
eso es otra cosa
eso es una contracción con el vientre vacío
una esquirla en el ojo del tiempo
el corte al cuello de un amanecer azul
si, eso es otra cosa
estando a solas
siempre es posible respirar
y no duele.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014

Poema, POEMA PARA CREER

POEMA PARA CREER

Te cogió el diablo por su cuenta
no te suelta la oreja
de ahí te coge para llevarte a su boca
se mete por tu garganta
en tobogán se lanza por tus venas
y recorre tu cuerpo vestido con tu sangre,
hace su viaje muerto de risa
y tu crees que es la tuya
se divierte calzando tus zapatos
y tu crees que eres Dios
hace la gran fiesta y consume todo
t-o-d-o
y tu no lo crees
m
i
e
n
t
r
a
s
yo que no soy tu madre, ni tu padre
ni tu horizonte, ni tu hermana
ni tu familia, ni tu llave
ni tu Biblia, ni tu cama,
escribo temblando de ira
o temblando de miedo, que es redundancia
con la subestimada punta de una pluma
en las paredes que te enclaustran
en las puertas que no abren
-babas del diablo que te engaña-
en el techo que es el piso de tu cielo
en la pequeña ventana sin bisagras,
y allí descargo las municiones de un poema
palabras que son como balas de mi alma
proverbios que son proyectiles de lágrimas
elocuencias de un graffiti amoroso que te habla
versos sin ruido, verbos sin rabia
intentos míos de que todo caiga
de que colapse la torre de la muerte
esa sombra inclinada que amenaza
y deje bajo tierra lo caótico, lo diabólico
el adagio maldito de que de esta no te salvas,
y sea tuyo el aire, el tiempo, la mirada
tuyo tu cuerpo, tus orejas, tu latido
tuya la soberanía de tus votos
de que creas o no
en el poder firme de mis armas.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014
Y llegará ese día,
porque llegará,
en que solo recuerde 
este instante de inconcebible incertidumbre
como uno mas de los momentos
en que todos mis limites y mis desbordes
han tenido que vérselas con el infalible escalpelo 
que pule
porque pule
la linea curva que debe nacer
desde la profundidad del ombligo de la paciencia.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2014
DESCRIPCIONES

Yo no conozco el mar
dicen que es grande 
que es azul y salado
que la gente se baña
y hasta habla con él.
Y yo creo que...
una vez lo vi
lo juro
me parece que se mueve
que huele a pescado
y que tiene orillas
en las que se puede dormir,
lo vi... al mar lo vi, un día
en las letras de un libro
tirado a la basura,
ahora
no tengo la seguridad
de no conocerlo.

IRMA PEREZ, La Pillis 


Pocas cosas 
como tu sombra,
la he visto en mis sueños
en la fila del mercado
en el jabón de mi ducha
en la multitud,
se mete en mi bolso
en el cruce de mis piernas
se lleva la mía
se la pone
me acuesta
y no digo nada.

IRMA PEREZ, La Pillis
MUJER que lees para ti
para otros lees
para la sangre
para el grito
y la memoria
para el descanso
y la esperanza lees,
llenas la boca de tu mente
y de repente
conoces el ancho de un latido,
luego
eso eres.

IRMA PEREZ, La Pillis 




Aquí, yo
un poco jodida
tanto romanticismo
me saca del mundo
ellos hablan y yo les huyo 
yo hablo y ellos huyen de mi
como buena delantera del amor
apunto pero no atino
parezco fenómeno de circo
la última enamorada del planeta.
Ay, si fuera distinta
tal vez si fuera distinta
él estaría conmigo
pero ésta que soy sabe
que él es uno
y sólo uno
como yo.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014
Hay personas que simplemente apagan la luz y deciden vivir así; dentro de la oscuridad de la mentira. Con el tiempo, les es imposible la claridad y como toda verdad negada, no pueden verla con sus propios ojos, sin dolor.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2014
Hay quien piensa en la misa
otro que piensa en la dieta
está quien piensa en la fiesta
en su "aire"
y quien no piensa en nada...
Pero yo 
no pienso ni en la misa
ni en la dieta
ni en la fiesta
ni en el aire...
porque
cuando rezo
cuando como
cuando celebro
cuando respiro
y cuando sueño
pienso en ti
en ti...
como quien piensa en su misa
en su dieta
en su fiesta
en su aire
...en su sueño...

IRMA PÉREZ,La Pillis 


De nuevo paso desapercibida aunque me adorne 
para nada sirvió la maña, la prueba, el pelo suelto
¡el espejo miente! ¡no me ves!
Estaba segura de que nada opacaría el nuevo brillo
tampoco ese de mis mejillas nada pálidas frente a tu mirada
¡pero el espejo miente! 
no hay nadie ahí cuando me miro
ni siquiera un reflejo empañado del rostro que mas te ama
tan solo una mancha salada donde escribí tu nombre
a punto ya de ser invisible, como yo...

IRMA PEREZ, La Pillis 




En las cartas 
que estan en los sobres 
que estan en la cajita 
que está en el cajón del armario 
que está en el sótano 
que está debajo de las escaleras 
que estan por desbaratarse,
allá
ya no estamos...

IRMA PEREZ, La Pillis - 2013


Si no cierras los ojos y duermes
el sol no podrá hacer su fino bordado
al dobladillo de la falda de este día 
y tu, no podrás ver tus sueños 
en los sueños tuyos
cuando amanezca. 

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014
Hay personas que te hacen feliz
si, feliz como la famosa lombriz
sin ningún esfuerzo
sin proponerselo
sin posturas
sin horario
sin mucho bla bla bla
sin anillo de oro
sin luna...
solo con verles
me revuelco patas arriba
dentro de mi,
soy panza de mascota acariciada
la tibieza en la punta de la nariz del esquimal
esa negra pepita en el ojo que se contrae
que desaparece incluso
frente al eufórico alumbrado
que siempre es
un ser de esos.

IRMA PEREZ, La Pillis . 2014
Humanos
derechos
derechos 
humanos...
derechos, no a la izquierda
no a la derecha
humanos, no ratas 
no carroñeros...
otros son los derechos
otros son los humanos.

Yo quería escribir un poema
sobre los derechos humanos.

IRMA PÉREZ, La Pillis

Poema, EL TIEMPO DEL ABRAZO


Poema, SI PUDIERA SER TU


Si pudiera ser tu un sólo momento
entendería lo que siendo yo, no puedo
sólo se que te encontré herido
mal herido
pero claro, no fue tu herida 
lo que vi en tus ojos el primer día
tampoco el segundo ni el noveno
jamás tu abrazo me ha hecho pensar
en las variables del clima
o en lo temperamental del tiempo
pues siempre me has rodeado
como frazada de fleece y rosas
todos los días de primavera en invierno.
Si pudieras ser yo un sólo momento
entenderías lo que siendo tu, no puedes
que también yo tengo una herida
que no sana porque es reciente
que me la hice un día
con una de las esquinas de tu tormento
que si me muevo se abre
que si no, es peor
que me duele más
cuando desapareces
cuando recuerdo el último instante
en que te vi y no te detuve
cuando abandonándote
lo dejas todo... a mi
y cuando sin anestesia
me cruza de un lado al otro del pecho
el frío arpón de tu imagen, sin vida.
Si pudiera ser tu
pero no, soy yo
observadora de tu lucha
chicharra despertador de tu pesadilla
amiga en la tribuna
entre la multitud que te ama
entre la soledad que te espera
así, siendo yo, y tu
¡gracias a Dios!
siendo tu.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014