miércoles, 27 de agosto de 2014


No tengo el estilo ni el motivo de la Pizarnik 
lo mio es 
unas ganas urgentes de enloquecer
de no hacerme mas caso
de desobederme.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2014

Cuanta distancia 
desde la punta de mis pies 
hasta esos brazos 
que me han soltado.
Cada vez que sucede
la despedida 
se lleva un poco de mi,
me retira la primera piel
y una sola lagrima
la enorme
me baña de sal
la carne viva.
No es fácil
abotonarse así
maquillarse así
sonreír
y saberse, al final
vestido de pies a cabeza
de soledad
en un sillón de la casa.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014

Poema, SER POETA


Aparentemente tu
aparentemente yo
en lo aparente. 
Dudamos entonces
de si lo que parece
es o no es cierto
mientras
el silencio apretado
cómplice obstinado
del miedo 
destruye las palabras
y la nunca aparente
bondad de la certeza
para sabernos
auténticamente tu
auténticamente yo
en lo auténtico.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014
En realidad todos estamos solos
solos como un salón de baile 
al final de la fiesta,
con el traje nuevo inadvertido
la cara limpia de sudor 
y una conocida ansiedad 
en la planta de los pies,
esperando que no termine la noche
sin haber sabido 
cómo es que se baila 
de a dos.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014


Tengo en la punta de la lengua del pensamiento algo que decir, pero no identifico aún de qué se trata, no se si es dulce o, si es salado... I.P.
Mañana saldrá el sol de nuevo, para todos. No es una promesa. 
I.P.

Poema, ARENA EN LOS OJOS


Poema, DE LLAVES Y PUERTAS


Poema, AGARRAME



Tenía cuarenta años.
Le faltaba la alegría
de toda su vida...
¿Cuarenta?
tal vez
tendría más.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2014
En ocasiones, enamorarse es resultado de creer "ciegamente" en el otro; todo un voto de confianza previo al amor profundo, que debería entregarse, sobre todas las cosas, cuando todas las cosas están fundamentadas en la verdad como único camino posible, al margen de todo abismo.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014
Aunque somos de agua 
y aunque hubiéramos respirado 
por primera vez en el mismo segundo
ya éramos dos gotas distintas. 

Yo no quiero un espejo para 
ver todo el tiempo 
lo que ya sé: mi imagen que
sólo se mueve, si yo lo hago. 

Yo quiero tu agua
ver en ella lo que no sé,
y verme ahì 
cuando te mueves
y, cuando no.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014
Algún día si puedes
dile a tu recuerdo de mi
no que te quise y esas cosas
dile, y con énfasis 
que nunca quise serlo 
ni siquiera el mejor. 

IRMA PEREZ, La Pillis - 2014

EVENTOS EN LA VIDA QUE "NOS GRITAN" COSAS - A propósito de la muerte de Robbin Williams

EVENTOS EN LA VIDA QUE "NOS GRITAN" COSAS

En mayor o menor grado, todos actuamos en la vida y me refiero a actuar, como acto inconsciente. Podría decirse que quizá es un recurso propio del instinto de supervivencia, como artificio de ayuda y puerta de salida cuando nos vemos "encartados", en aprietos, en dudas, inconformes, decepcionados, pequeños, perdidos o avergonzados, con lo que realmente somos y con lo que de verdad sentimos. Interpretar un papel profesional y artísticamente es otra cosa y además maravillosa que no sólo requiere vocación pero también un altísimo nivel de sensibilidad y al mismo tiempo de cierto desapego de la propia identidad.

Lo que de verdad sentimos... ¿Alguien lo entendería, eh? ¿Alguien quisiera entenderlo? ¿Quién nos querría por ello... A pesar de ello?
Todos estamos andando y lidiando cada minuto con un libreto elegido, el que mejor nos va, el que nos da valoración y reconocimiento, el que más gusta, el que más divierte, el que recoge toda la aprobación, el que por eso nos quieren... Pero no nos digamos mentiras, ¡qué cansancio! ¡Que absurda carga, qué inútil! Aparentar es un verbo que pesa como la mole de una mentira que contiene otras y, encima, tiene un costo que no lo paga ni siquiera el aislamiento de una soledad perpetua.

No debemos olvidar que la vida es de verdad bella, ES BELLA, pero para la gran mayoría no es fácil la jornada de vivir y menos si nos acompañan ciertos desequilibrios, enfermedades o el consumo de todo lo que puede ser autodestructivo y nocivo, en general.
Yo misma me declaro uno de ellos, sin embargo, no podría compararme con estas personas que han pasado por mi vida, que están, que me rodean, que veo a diario, que admiro, que me acompañan... que amo... que sufren, que luchan cada segundo de cada día, contra tanto demonio que ha alimentado el mundo, contra el desprecio, el abandono, contra la ignorancia sobre tantas patologías, enfermedades y adicciones, condiciones que nadie elige en un principio para sí y porque si, y que han sabido cómo ganarle terreno a las múltiples y ya robustas debilidades del hombre.

Uno no cree que aquellas personas, y mírelas bien, las más receptivas y sensibles, las más entusiastas, las de los apasionamientos, las del desborde emocional, las que traspasan inconformidades, las que tocan los extremos, las que estallan de alegría cuando aman y cuando no aman... ¡estallan! Esas personas, las más vulnerables quizá, las que están expuestas a todo fuego y a todo frío, a todo ardor y a todo amor, a todo tiempo y a todo sentimiento, uno no cree pero son fundamentales, vitales a la hora de vivir. Por eso cuando se marchan, la vida pierde un poco su sonrisa.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014

Poema, PREGUNTAS Y RESPUESTAS


Esto he escuchado : 
Ni un poquito mas, ni un poquito menos; esa era la medida justa y adecuada en que debías enamorarte y, como verás, lo sufrido, si bien ha perforado tu corazón profundamente, también ha dejado abierto el máximo espacio que el amor requerirá, cuando llegue y venga a llenarte. 

IRMA PEREZ, La Pillis - 2014

Poema, NO SOY LO QUE VES

NO SOY LO QUE VES

No soy lo que ves
porque lo que soy
está tan dentro de mi
como la fibra que cubre 
el corazón que me da vida…
allí es donde reside mi alma
donde comienza y termina
la pulsación del amor y del estrago
lo que soy solo existe
tras la cortina íntima de un universo
ausente de los ojos que ven…
no he crecido desde que nací
no a la par del mundo y sus criaturas
quepo en la minúscula concavidad de un átomo
y como él desaparezco en todas las cosas…
así que, no soy lo que ves
porque lo que soy
es luna en cielo amarillo
y del cielo negro soy cualquiera de sus gotas…
por eso escribo como poeta
y hago versos que me invento
en lo profundo de la habitación del silencio
sin voz y sin lenguaje y sin libreto
me recreo en esas formas que ves en mi
y entonces dices que me ves
como me ves
y tal vez
como quieres verme…

IRMA PEREZ, La Pillis - 2012
Estoy aquí para defender el amor y el romanticismo y, en seguida, para destronar la bestialidad de creer que ambas cosas deben desaparecer del mundo. I.P.