jueves, 6 de julio de 2017

Cuando el mundo creyó que el sexo era el súmmum
mató todas las posibilidades de hacer el amor
y se nos condenó a vivir
obsesivos y superficiales
enfermos y solos
condicionados y maliciosos
sin juntarnos
sin vernos
sin tocarnos
sin sentirnos
asi, como dos monótonas paredes
en una interminable paralela
esperando que alguien nos pinte un graffity cualquiera
con indeleble indiferencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario