domingo, 6 de julio de 2014

Todo pasa. Nada permanece inmodificable. Como ha pasado este día, radical, irreversible y definitivamente. Hoy es el tiempo en que sabemos, qué tanto nos hemos movido hacia adelante y qué tanto nos hemos quedado atrás. En todo caso, la vida no nos espera.  
I.P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario