martes, 3 de octubre de 2017


No es aparente ni extraño, todo el mundo-mundial está viviendo la misma historia social y política. Insatisfechos todos, nadie asume la responsabilidad de sus elegidos. Es como si un líder fuera siempre un "aparecido" sin proceso y, sus electores, siempre fueran "los otros".
I.P.
Por fuera
se escurre la soledad por las ventanas de mis ojos
por dentro
estoy empapada.

IRMA PÉREZ, La Pillis
Voy por el camino;
a veces
mis sentidos se ocupan de todo
no se distraen, se ocupan.
No es mi culpa,
el rosal en la vereda
la fila de hormigas
el llamado del café
la guitarra en el bus
la voz anónima
"su olor" en mi pelo
la piel de su nombre
y, este gusto
mordisco-a-mordisco
en las palabras atrevidas
que aún no digo.

IRMA PEREZ, La Pillis
Corrí, lo que me dio el aire;
con el pulso en los pies
me aventé a la carrera contra el tiempo
sin darle a mi cuerpo 
preparación
opción
ni pausa.
Asì corrí, de mi lugar al tuyo:
invisible
felina
pluma
mujer.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2016

No soy un nombre
tampoco una foto
o una imagen recurrente;
Poesía se llama mi camino
eso lo sé 
y me saboreo ese destino.
Un muro sin bordes
se me ha prestado
mientras descubro la vida
y la vida es este momento
y eres tú
y todo
y yo soy todo
y muchas veces nada.
Quizá te cueste comprenderlo
como me cuesta comprender
a mi
la ofensa recibida
por quién sabe
qué necesidad tuya no satisfecha
pero no
no te la recibo.
No soy un nombre
tampoco una imagen
o la pared dispuesta
del grafitero malintencionado;
limpio está mi rincón
hay café en la mesa
y la puerta
¿la recuerdas?
estaba abierta.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013
Pensaba que no me gustaban las multitudes, por razones distintas a esta, de saber ahora, que mi soledad aumenta, en la misma proporción que aumentan ellas alrededor mío.
Mi soledad tiene un rostro conocido y otro, que nadie se imagina; este último, no ríe, no llora, no habla, no juega y no abraza. Mi soledad, la otra, está tan aterrada como yo, de no encontrarnos en el mismo espacio pequeño e íntimo, en donde solíamos sentirnos tan acompañadas y para nada extrañas, la una de la otra.
Pensaba que no me gustaban las multitudes y, es cierto.
I.P.
Me lancé trémula al vacío
cuando ya mis pies
no encontraron más la tierra firme;
qué iba yo 
saber volar
saber alguna cosa
si acaso, "algo"
el peso descomunal de
mi cuerpo precipitado
ausente de conciencia
cayendo en los brazos de la nada.
Ha pasado un tiempo infinito;
sin duda se han secado mis mejillas
y mi cabello ahora es largo
como plumero de pavo real
entre claros y oscuros
se fue quedando la espera y
no sé en qué momento
dejó de importarme el miedo o
en qué segundo dejé de temblar
pero, tampoco sé
qué día fue ése en que comencé
a hacer parte de los pájaros
que hacen del vacío
su mejor cielo
para emigrar al sol.

IRMA PÉREZ, La Pillis
No siempre
no todos
no tanto
no así
no ahora
no luego
no hoy
no aquí
no es
no está
no tú
no yo.
No queda duda
de que el "no"
es una negativa
rotundamente afirmativa.

IRMA PÉREZ, La Pillis

La mente es un lugar
en donde todo cabe,
todo
cabe 
un piano
un pedazo del África
la ballena azul con su familia
varios tomos de medicina
cabe
la fila del hambre
la población de China
las flores de Medellín
la distancia entre los polos
¡caben mis locuras!
los sueños de los niños
el sabor del tamarindo
la voz de Elvis
un beso
todo cabe.
Si, no;
mejor sácame de allí
y empiézame a querer.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2016
Hay
un mundo inmenso
inmenso
in-men-so
i
n
m
e
n
s
o
INMENSO,
que no conoces.

IRMA PEREZ, La Pillis
Intenso,
este mes ha sido color intenso
y en sus vetas más anchas
le ha cabido toda clase de falso pigmento;
ruge el blanco del tiempo que no se vivió,
el rojo es un alarido del amor traicionado
y a la amistad, le queda una dejadez evidente
sobre su pincelada más importante.
Este mes es un lienzo que escurre gotas,
absurdas gotas de tristeza
sobre su marco roto.
No hay obra.

IRMA PEREZ, La Pillis

Hay desplazamientos
que no tienen retorno
pero también
hay inevitables rotundos regresos
la casa es el lugar donde amanece
aunque en la noche
la resistente nostalgia
nos tiente a correr los mapas en reversa
lo real es la raíz
la diferencia es la raíz
la distancia es la raíz
lo nuestro -es decir-
lo tuyo y lo mío, es la raíz
la raíz, que es
ni más ni menos
la voluntad alcanzándose;
no se mueren los pies
que cambian de suelo
se muere la raíz
que no camina
que no se estira
que queda atrapada -con todo y su mirada-
en las ruinas de una casa
cuyo sol
siempre sale por detrás de sus ojos.
IRMA PÉREZ, La Pillis - 2017
Al final de todo, quienes admiran y valoran el arte y las letras, son los seres que completan la alianza que le hace falta al dedo del corazón. Ellos son de la amalgama, el brillo final.
IRMA PÉREZ
En qué momento
me dijiste "amor"
por primera vez;
desde entonces
esa palabrita
encierra como un paréntesis
todos nuestros diálogos y todos nuestros silencios
y, si lo has notado
al hacer la lectura de nuestro tiempo juntos
esa palabrita
ha ido creciendo
sin encaramarla a una silla o ponerle tacones.
Ese "amor", ahora
es el énfasis de un texto unificado
la línea horizontal que sostiene los encuentros de
nuestras exclamaciones
es un espacio para nuestros nombres en mayúsculas fijas
desde dónde yo, ahora,
me descubro y me pregunto:
En qué momento me llamaste así
"amor"
por primera vez y
empezó el poema.
IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014
Cuando pienso en la soledad mía
no se me ocurre pensar
en la ausencia del ser amado
eso es otra cosa
eso es
una contracción con el vientre vacío
una esquirla en el ojo del tiempo
el corte al cuello de un amanecer azul.
Sí, eso es otra cosa
estando a solas
siempre es posible respirar
y no duele.
IRMA PÉREZ, La Pillis

LARGUÍSIMO POEMA DE LO IMPOSIBLE


¡Latinoamerica, espabila!
Si hay que dar un paso atrás
que sea sólo por apertura óptica.
Mírate.
Contesta qué ves sin que te brillen los ojos.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2016

PRIMAVERA


Y dijo la tierra:
Soy variable
porque soy perfecta 
y, en lo perfecto de mí
está la primavera.
Soy como el lienzo
donde el artista lanza
el colorido pigmento de las flores
cuando le estalla la alegría.
Soy retorno y respiro,
el gran pétalo
de la flor
sobre la flor.
IRMA PÉREZ, La Pillis


A PROPÓSITO DEL DÍA INTERNACIONAL DE LA PAZ DE LA PAZ DE LA PAZ PAZ... 🕊️


Si nos ponemos a ver y, no a mirar
nadie nunca ha sabido qué es la paz;
tan así es,
que hasta se imagina blanca
con cuello blanco y blancos guantes
pero lo nuestro es
ser el blanco y quedarnos en blanco
pues un blanco para un tiro, seduce
y una lengua entre blancos dientes, convence.
La verdad es que, de las palomas 🕊️🕊️🕊️
sólo hemos sido capaces de merecernos
sus heces
de la paz, ni hablemos
que ni frente a nuestros propios ojos
creemos que, el primer aleteo
debe resonar
desde dentro del propio pecho.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2016
El universo, él en nosotros y nosotros en él, como partes diminutas de un inconmensurable todo. Así, todo es, entre el espacio infinito y la tierra, una sola cosa. 
I.P.

UNA MUJER, Y OTRA
De un puñado de estrellas
no se saca un arito de oro
no es como se cree
no es como se quiere
no es, como nada;
demasiadas lágrimas han rodado
cuesta abajo
desde la cuna hasta el acunar
una mujer, y otra
se acurrucan
sobre piedras más blandas
que lo vivido
no hay cuento azul
ni final rosa
el silencio es un habitante
en la oscuridad de la garganta;
todo lo que brillaba del universo
se fue apagando como
velas amanecidas a los pies
de los santos
la soledad y la tristeza enriquecieron
mientras que la alegría
nunca pudo burlar a la pobreza
por eso
de un puñado de estrellas
no se saca un arito de oro
no es como se cree
no es como se quiere
no es, como nada
el cielo no es uno sólo
como una sola, no es la mujer
para ella
el cielo puede ser
un techo cuadriculado
un bombillo en intermitente agonía
una tarde entre sabores
un segundo
unos ojos de miel...
dorados
redondos
dulces
lustrosos
vitales
como un aro estelar
alrededor del pulso.
IRMA PÉREZ, La Pillis – 2017

El corazón es de pan,
debe de serlo:
blando
amable
ligero
abundante
dispuesto;
cuando endurece
deja de serlo.
El corazón.
IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013
Necesito volver al tiempo pasado
a la época en que Internet era sólo
una ilusión futurista
imaginada por pocos
no quiero saber
de la malignidad, tantos detalles
de la vanidad, tanto vacío
de la soledad, sus victorias
no se puede regresar -punto-
por antojo
por añoranza
por coordenadas
por correo
por mar
por apatía
por cobardía
por lo que sea
los talones del tiempo
siempre borran -adrede-
el rastro de la última pisada
en su santo criterio
de evitar intentos
de no querer seguir adelante
de querer ir para atrás
de atorarse
tan disimulado él
se fue cambiando hasta las muelas
sin que nos diéramos cuenta;
hoy, en el futuro de ayer
la imprevisible punta de la saturación
y, el filo de la fealdad
degüellan a cada momento
las posibilidades de empatizar y
el placer de sorprendernos
dan ganas de querer volver
al tiempo pasado
cuando querer saber y ver era
un deseo
una sorpresa
una delicia
la degustación sin desperdicio de la espera
en vez
de esta necesidad de ahora
de apagar, e ir a buscar la sombra
de un anciano árbol de tamarindo.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2017



Volver a pasar por allí...
saber poco
reír mucho
andar sin monedas
correr sin conciencia
imaginar sin límites
acompañar sin reloj
estrenar ilusiones
dar besos
abrazar sin temor
volver a ser
como cuando no se es "grande".

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013
Lo he visto
ayer lo vi
como hoy
ajustado en mi retina como
imagen en sepia
se pasea por mi cuadra
se sienta y me dialoga
me sonríe
me mira
me hace un guiño desde
aquel abrazo
me lanza su aroma y yo
lo atrapo como a un "home run"
en el que sale a correr
todo mi entusiasmo
¡el amor recorre todas mis bases!
las mariposas de esos novios
que vi hoy
también son mías.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013

En este momento me imagino tu retorno:
tus pasos cerca
la llave en la mano
la puerta cerrando nuestro espacio.
Corres como si escucharas mi corazón atento
me buscas en la silla donde
me siento a veces con mis letras
en la taza tibia sin pintura de labios
en el aroma de los dos en tu pijama
en la enorme cama de mantas sin arrugas
en la hora del beso
en las sombras tuyas
en todo me buscas
entre tanto
como fiel reflejo en el espejo
yo hago lo mismo
al otro lado del mundo.

IRMA PÉREZ, LaPillis
Hay días
en que se quiere abrazar a los amigos
días en que no se espera nada
y todo llega de ellos
amigos
que han estado
que se han ido
que vuelven
amigos que se quisiera
en la foto de uno
en la mesa de uno
a la mano
mas acá del buzón de siempre
de la inmóvil imagen de costumbre
amigos
de hueso
de carne
de sangre
con olor
con voz
con calor
hay días
en que se quiere besar a los amigos,
como se quieren otras cosas
cuando no se puede.

IRMA PEREZ, La Pillis

La Pillis Poetuits