jueves, 7 de septiembre de 2017

Solemos andar
por el borde de algún sueño joven
que dejamos desatendido.
Con el tiempo 
la prudente distancia nos revela
las formas
los brillos
las sombras
los "cuándos"
los "cómo".
Desde ahí
-despiertos los ojos y el arrojo-
aterrizamos con destreza de ave
sobre el preparado suelo de
ese sueño antiguo
remojado y fértil.
¡Estamos listos como
la misma tierra abonada!
de espaldas al miedo
de cara al sueño.

IRMA PEREZ, La Pillis

No hay comentarios:

Publicar un comentario