lunes, 13 de noviembre de 2017

DE CIERTAS DISTANCIAS

Dicen que a cierta edad vamos perdiendo lo óptimo de nuestras facultades en general, que incluso llega un momento en que esto se pronuncia y se acelera irreversible e imperceptiblemente. No es queja, por ahora, por fortuna para mi.
Pasa que estos días de descanso, he olvidado mis gafas de lectura en casa y no he podido leer cómodamente. Cada vez siento que debo alejar más los textos y cerrar más los ojos para enfocar las letras. ¡Qué cansancio, qué desespero! Sin embargo, lo noto, lo paso, me hago la loca y sigo con lo mío... (Será que tengo que cambiar la fórmula de los lentes otra vez...)
Por ahí, entre imágenes y textos aleatorios, la premura de ver algo inmediatamente y no poder hacerlo, me hizo perder un poco el control y detenerme con freno al fondo, frente a la contundencia de la luz de un pensamiento sobre lo que es perceptible y lo que es real. Si, lo perceptible y lo real.
Hay cosas que no vemos ni con un 20/20 de agudeza visual, igual, no hay lente que sirva si el ojo insiste en decir/ver otra cosa. En ciertos casos, la hipermetropía no es sólo un deficiencia de los ojos, se aplica también a la torpeza de pretender apreciar las cosas desde la punta de la nariz pues desde ahí, todo parece y desaparece en una perspectiva minúscula y engañosa. Es como pararse sobre el centro del propio y pequeñísimo universo individual, en donde con frecuencia estamos pisándonos, observando todo parcialmente y lo que podría ser peor, siempre dándole la espalda a algo.
Creo que ahora entiendo un poco la dinámica de la escuela del cuerpo y su estrecha relación con la percepción y lo real. Aprender a apartarnos de nosotros mismos para lograr vernos por dentro y por fuera, nuestro entorno y nuestro alcance; es como ubicarnos en algún punto despejado de la tierra para verle toda la circunferencia desnuda al sol.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nadie puede decir que cuando pasa el viento no pasa nada sin embargo, en su "dar por hecho" todos lo dicen como si "de...