lunes, 13 de noviembre de 2017

SUEÑO CONTIGO


Que me perdone Dios
si me excluyo del mundo para frecuentar
el otro extremo de la distancia 
en donde estoy contigo.

Te sueño.
Sueño contigo
cuando no sueño
cuando empieza y termina el rayo
cuando cae el coco
cuando la araña teje
cuando llueve en alguna parte del mundo.
Sueño contigo
con la altura de tus ramas
y el alcance de tus remos, ambos
sombra y puerto de mi amor donde
alucino la vivienda
de los pájaros que seremos.
Sueño y me sueño
siendo el beso diario de tu boca
tu pensamiento innombrable de
ése preciso momento en lo profundo
de tu primer deseo
de tu último.
Sueño y me sueño
siendo el interior cálido
donde buscas y suceden
los milagros, durante
el placer y el espasmo del contacto
de los cuerpos.
Sueño contigo y también te duermo
otras veces
despierto para lo mismo.
Sueño como sueñan los que no están
los que navegan en los buses del cielo
sobre las alas de un poema de amor.
Sueño contigo
para salvarme
para decantar las viejas tormentas que
amenazan con oxidar las buenas nuevas
que le has traído a mi vida.
Sueño contigo
sabiendo que conmigo sueñas
sabiéndonos por dentro
del entusiasmo de la misma vigilia
y, por fuera
de cualquier sueño sin realización.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nadie puede decir que cuando pasa el viento no pasa nada sin embargo, en su "dar por hecho" todos lo dicen como si "de...