lunes, 13 de noviembre de 2017

Erik Zener


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un caracol me trajo tu voz sin acercármelo al oído, quiso ser el laberinto por donde alguna vez perdí tus coordenadas y sentí  miedo de mi ...