lunes, 17 de marzo de 2014

El cansancio es una frontera llena de peligros
un lugar en el que hay que dar un paso atrás sin vacilar
uno adelante es caer en la trampa de las zanjas del desánimo
y encontrar allí el rostro impávido del entusiasmo
es sentir cierto terror acumulándose en la sangre
como ese miedo a no tener ganas, a no querer más.
Qué cansancio, tanto pintar de colores el lienzo 
y el lienzo permanece, obstinadamente blanco. 

IRMA PEREZ, La Pillis - 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario