jueves, 3 de marzo de 2016

DEL OFICIO DE SER POETA
Ten cuidado poeta, tu, el que tiene tantos seguidores y vende muchos libros y promueve y convoca y tiene respuesta y voz. Ese privilegio también te obliga a la prudencia, a la cautela, a no ser ligero y mucho menos, pretencioso y partidista; protégete de eso, protege. Observa todos los frentes. Lo que dices ahora, es solo un lado de tu perspectiva, no subestimes los puntos ciegos. Puedes tener el poder de la palabra, del convencimiento y de la credibilidad, pero todas esas cosas tiene dos puntas, no descuides ninguna. Construye desde la imparcialidad.
IRMA PÉREZ, La Pillis 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario