jueves, 3 de noviembre de 2016

No se puede andar por
autopistas malhumoradas
con desquicio de huecos
que revientan neumáticos
y obligan a desvíos de
caos y fatalidad.

Cabe la denuncia de
lo visto por los ojos
lo vivido como peatones sin
alternativa de resguardo ni
concesión de respeto y ternura
lo promovido como anunciantes
de ideologías unilaterales
sonrisas sospechosas y rencillas
enquistadas como uñas comidas.
Cabe eso y todo el silencio
cómplice de los testigos sin
criterio que van como entes para
donde va la gente.

No es posible andar por
las calles virtuales
con los pulmones del alma
frondosos y fragantes;
no hay oxigeno suficiente
que nos salve de la
contaminación visual
que desde su descontrol y
desmesura
nos merma el aire.

?Será posible
recuperar el horizonte;
salvar, todavía
el sentido vital de la pureza?

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario