jueves, 3 de noviembre de 2016

NUNCA

No sucederá jamás:
A tu piel
que ha sido
túnica tibia de mi amor
se la llevará la distancia
ese espacio
de morrongo silencio
antipático
apocalíptico
donde sólo crece
la patética duda
y las interminables
prolongaciones de este
temido adagio.

No sucederás como llovizna
ni como caída de aguacero, antes
de la muerte de mi cuerpo;
toda la anatomía
que necesité saber
la tuya - mía -
no conocerá el secreto
de ninguno de mis dedos
ni el de mi boca...
ese...
ése es el de menos, porque
qué inútil
qué ironía
!qué crueldad!
con ella
me estaré alimentando
para  verlo.

IRMA PÉREZ, La Pillis

No hay comentarios:

Publicar un comentario