sábado, 10 de diciembre de 2016

Poema para leer con una copa de vino al lado ðŸ˜‰
***
Si la poesía fuera un viñedo:
La mujer mira el viñedo
y se come la uva con
piel
pepas y todo,
el hombre mira el viñedo
y se come la uva
con todo;
el hombre no mira el viñedo
y se come la uva,
la mujer no mira el viñedo
y pasa de la uva.
El viñedo es del hombre
y la mujer da por hecho
una copa con su nombre,
el viñedo es de la mujer
y el hombre degusta y
vuelve, si le embriaga;
el viñedo es del hombrey el hombre compra el vino
en un supermercado,
el viñedo es de la mujer
y la mujer se mira en la botella
antes de comprarlo.

Hay que ver
las posibilidades infinitas
que hay
en un racimo de uvas;
por fortuna
abundan los viñedos
los colores de uvas
y las formas de las copas
pero,
no es el viñedo el que
selecciona el género
es la boca
que encuentra el poema.

IRMA PEREZ, La Pillis

No hay comentarios:

Publicar un comentario