martes, 25 de abril de 2017

Todo se rompe porque
todo es vulnerable
tan delicado
como el corazón del hombre que 
aprieta el puño y grita duro
tan frágil
como llamita de vela en la ventana
o, el momento final de la confianza.
Todo se rompe:
el vínculo
el tiempo
la armonía
la cuerda
la ley
el pétalo del amor
el abrazo
incluso
- tarde o temprano -
hasta el porfiado metal, que se rinde
ante la simple y constante caída
 de una, una sola gota.

IRMA PEREZ, La Pillis - 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario