domingo, 6 de agosto de 2017

Somos muy distintos cada vez que
un segundo pasa
y taja el lápiz por lo gastado
somos muy distintos
y quiero decir, tú y yo
y quiero decir, todo y todos
distinto el pulso de tu risa
distinto el borde de tu imaginación
distinto el color de tu sed
distinto el ruido de tu silencio
somos tan distintos
desde el trazo que dejó el talón
hasta el horizonte que aún no se dibuja
tan diferente el tic tac del deseo
y la danza que alista el lápiz en la mano
la mano
que, tras aparentes coincidencias,
en este poema
sólo habla del imposible parecido
que tiene un jardín
y otro jardín
con otro.

IRMA PÉREZ, La Pillis - 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario